La noche del día 11 de agosto ni el viento detuvo la fiesta más esperada del verano, la cuál el Señor quiso que fuera celebrada por 3a vez en el jardín de la Parroquia San Nicolás de Bari.

Jóvenes de todas las edades se relacionaron y bailaron en una noche viva de sano entretenimiento, reflejando la alegría de Dios.

¡GRACIAS SEÑOR POR EL DON DE LOS HERMANOS Y DE TU ALEGRÍA!

Share This