No podía tener otro final el triduo pascual vivido con intensidad este año en nuestra Parroquia Madre del Redentor en el barrio de La Coma (Valencia) y en S. Raimundo de Peñafort en Vallecas (Madrid).

La alegría de la resurección ha tomado el sitio de todas las preocupaciones, afanes y angustias que nos acompañaban. Pues sí,

¡en Cristo tenemos la victoria!

Seguimos confiando en sus manos todas nuestras vidas con sus problemas sabiendo que

Él es el Señor del tiempo

y, en su momento, hará bien toda obra.

¡Cristo ha resucitado!

¡Verdaderamente ha resucitado!

 

0     

   

Share This